en

Recuperación de lagunas urbanas de Concepción mediante humedales artificiales de flujo subsuperficial

La presencia de lagunas en parques urbanos es esencial, ya que incorporan hábitat que servirán de hogar a numerosas especies, convirtiéndose en espacios fundamentales para la conservación de la biodiversidad del ecosistema urbano, dado que el agua es un factor ambiental relevante.

Sin embargo, la urbanización modifica la cuenca hidrográfica de estos ecosistemas acuáticos, alterando su hidrología, calidad del agua, el hábitat físico, conectividad hidrológica, procesos ecológicos y la biodiversidad. La calidad del agua se ve afectada por la acumulación de nutrientes y otros contaminantes. Así lo estiman Dr. Pedro Cisterna, Académico UBB, y Claudio García y Flavio Moncada, ingenieros civiles del departamento de Ingeniería Civil y Ambiental la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Biobío que se han ocupado de relevar el valor ambiental de las lagunas urbanas.

 

Estado de las lagunas de Concepción

“Las lagunas de Concepción quedaron atrapadas por un crecimiento urbano no planificado y marginal que nunca reconoció ni considero sus hermosas cualidades, condenándolas al olvido, como sostenía el catedrático Leonel Ramos a comienzos de este siglo. El crecimiento de Concepción, ha modificado sustancialmente sus cuencas, por el cambio en los usos y coberturas del suelo, y ha provocado la desaparición de la diversa vegetación que las rodeaba y despojado de su biodiversidad”, comentó Cisterna.

A pesar del contexto planteado, estas lagunas están en la memoria ciudadana y la historia de Concepción. En el Plan Regulador Comunal de 1960 se destacaban en el diagnóstico una serie de singularidades de Concepción, el valor del paisaje natural configurado por el Río Biobío y las lagunas, y se relataba una nueva imagen de ciudad a partir de la presencia de estos cuerpos de agua, lo que le otorgaba a nuestra ciudad una identidad destacable.

Los planificadores urbanos deben rescatar estos importantes elementos del urbanismo azul, por su gran potencial estético, cultural, educativo, espiritual, ecológico, ambiental y geoquímico, para beneficio de las urbes.

 

Impacto de la Intervención planificada

Cuando las lagunas no son intervenidas, la presencia de nitrógeno y fósforo estimulan procesos bioquímicos como la eutrofización, crecimiento incontrolado de vegetación en su interior, y la carga de materia orgánica consume el oxígeno desencadenando procesos aeróbicos. Una vez agotado éste, procesos anaeróbicos con liberación de olores desagradables transforman las lagunas en plantas de tratamiento de aguas residuales.

Por tanto, es pertinente intervenir estos sistemas y cortar la cadena de contaminación y de acumulación de biomasa en las lagunas. Para esto se propone eliminar los contaminantes que ingresan, mediante un sistema de tratamiento de aguas residuales del tipo Humedales de Flujo Subsuperficial (HFSS) de alto rendimiento que logra un mayor nivel de remoción que los convencionales, que incluye un dispositivo de entrada y salida patentado por la Universidad del Biobío, que mejora su eficiencia. “Es una solución armónica con el paisaje y que potencia la biodiversidad, de  bajo costo de inversión y operación y alcanza niveles significativos de reducción de la contaminación como 90% de la Demanda Biológica de Oxígeno (DBO), 60-80% de Nitrógeno y 40-65% de Fósforo”, sostuvo Pedro Cisterna, académico de la casa de estudios.

 

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Loading…

0

Comments

0 comments

Tapati 2019: Rapa Nui celebra el encuentro cultural más importante de la isla

Edificio Corporativo de CMPC en Biobío ícono en construcción sustentable