en

Conciencia energética: la mirada desde Innovación UCSC



Energía es una de las áreas de investigación emergente en la UCSC, en ella se están dando respuestas a importantes desafíos de la industria regional y nacional. A través del trabajo interdisciplinario de diversos investigadores, la Universidad Católica de la Santísima Concepción busca potenciar la Región del Biobío y posicionar esta área en la casa de estudios.

Actualmente, la UCSC es sede para proyectos relacionados con la energía, los cuales buscan potenciar su uso y dar soluciones a problemáticas regionales relacionadas con el entorno. De esta forma, cada uno de estos proyectos busca generar un impacto tangible en la zona a través de la investigación aplicada, innovación y transferencia tecnológica.

Trabajos que se han construido desde la necesidad de potenciar la energía y la investigación en la región, en conjunto con equipos multidisciplinarios y considerando la vinculación con instituciones educacionales, empresas privadas, organizaciones públicas y la sociedad civil.

Emma Chávez, directora de Innovación UCSC, área encargada de fomentar la I+D+i en la casa de estudios, se refiere a la importancia de potenciar a través de estos proyectos los desafíos relacionados con la energía, argumentando que “desde la Dirección de Innovación se presentan tres importantes proyectos en ejecución, que buscan agregar valor al medio externo a través de importantes innovaciones tecnológicas, servicios de I+D, formación para una conciencia sustentable en materia energética, entre otros”.

I+D y transferencia tecnológica en el área

Laura Azócar es la responsable del proyecto denominado “Generación de Energía para Combustión a partir del Manejo Forestal Sustentable”, el cual busca potenciar la producción de pellet para combustión sustentable, disminuyendo la contaminación atmosférica producida por el uso de leña húmeda en la zona.

Con gran impacto en la Región del Biobío, el proyecto se ejecuta gracias al Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FIC-R) y se desarrolla en vinculación con 23 instituciones, entre los que se encuentran centros de investigación, MiPymes, investigadores y otras instituciones extranjeras.

De acuerdo a la investigadora de la Facultad de Ciencias UCSC, el potencial de este proyecto está dado “por el marco ambiental actual que genera la necesidad de ejecutar un proyecto de esta envergadura. Primero, la próxima implementación del Plan de Descontaminación Ambiental (PDA) en el Gran Concepción -para disminuir la contaminación atmosférica por el uso de leña húmeda- y segundo la necesidad de tomar medidas para enfrentar el cambio climático a nivel nacional y mundial, disminuyendo las emisiones de CO2. En este contexto, el proyecto, de ser exitoso, permitirá promover la industria del pellet a nivel local, desarrollando tecnologías para producir con biomasas locales”.

Por otro lado, en materias de energía e innovación tecnológica en la UCSC, el investigador de la Facultad de Ingeniería, Hugo Garcés, se encuentra trabajando junto a su equipo en dos proyectos: (FONDEF IDEA e Interés Público):  cuyos principales objetivos son transferir resultados de investigación básica y dar lugar a nuevos servicios en diversas temáticas. Su núcleo es la implementación de múltiples sensores para monitorear la eficiencia energética y la emisión de contaminantes en hornos y calderas, manejando datos de las variables de proceso de su arquitectura física y de otras fuentes de información.

Junto a esto, agrega que “uno de nuestros asociados clave nos planteó el problema de monitorear el consumo de energía en edificios, asociado al nivel de confort térmico, surgiendo la propuesta de una plataforma que entregue información sobre consumo energético, nivel de confort térmico y calidad del aire en edificaciones. Para esta propuesta decidimos ir al edificio más complejo donde podíamos testear: hospitales”.

Este último proyecto se ejecuta en vinculación con el Hospital Regional Guillermo Grant Benavente y el Hospital Las Higueras de Talcahuano, cuyo resultado se traduce en una metodología que podrá ser transferida a múltiples edificios preexistentes, los cuales deberán adoptar tecnologías para monitorear la eficiencia energética y la calidad del aire interior, aportando con esto a soluciones reales y tangibles a problemáticas de la región.

Generación eólica

También de la Facultad de Ingeniería UCSC, pero enfocado en el uso de paneles solares a través del proyecto Microred, Guillermo Ramírez ha liderado un equipo que desde 2016 trabaja en la primera instalación de este tipo y magnitud en la región, la cual también mantiene generadores de energía eólica en el campus de la universidad.

En cuanto al aporte del proyecto, el investigador de Ingeniería Eléctrica comenta que: “Por el lado de la investigación aplicada, esta infraestructura nos va a permitir hacer comparativas de la tecnología que está actualmente disponible en el comercio local e internacional. Dentro de la energía solar, hay diferentes sistemas de montaje, que puede ser fijos o de seguimiento solar. Nosotros tenemos tres sistemas de seguimiento diferente, cada uno con sus ventajas y desventajas, los cuales tienen diferentes tecnologías de paneles fotovoltaicos, que permiten comparar cómo se comportan entre sí”.

En el corto plazo, se propone generar innovación en el rubro de producción de pellet, para producir un combustible sustentable que compita con la leña, entregue valor a las superficies de bosque nativo y reduzca el riesgo de incendios forestales en plantaciones pertenecientes pequeños y medianos propietarios.

Además, lograr monitorear calderas y hornos para mejorar los indicadores de eficiencia energética y emisión de contaminantes, aportando a reducir costos de producción, optimizar recursos energéticos y dar apoyo a las metas establecidas en diferentes políticas públicas a nivel regional y nacional es de absoluta relevancia en el sistema público, particularmente en salud. Es así, que se espera poder contar con una línea de base para la toma de decisiones en cuanto a mejoras que permitan optimizar recursos energéticos, junto con exponer a pacientes y funcionarios a condiciones que no deterioren sus capacidades cognitivas ni que potencialmente propaguen enfermedades.En el caso de Microred, única es su tipo a nivel regional, podrá obtener registros de eficiencia de diferentes tecnologías de paneles fotovoltaicos, sistemas de seguimiento solar y generación eólica, todos validados en terreno y condiciones ambientales de la región. Es decir, esta estructura, además de apoyar la docencia e investigación, permitirá capacitar a nuestros estudiantes y eventualmente al medio externo.

Frente a esto, los académicos coinciden en la importancia de mantener un equipo multidisciplinario trabajando en proyectos que busquen promover el área de la energía, tanto en la academia como en la Región del Biobío. Además mencionan la importancia de vincularse entre instituciones y, sobre todo, con la comunidad, potenciando la difusión de estas temáticas.

Así, se logra generar un impacto en la generación y transmisión de conocimiento desde la UCSC a la comunidad de manera bidireccional, pues el medio externo queda con capacidades para seguir trabajando en el área de manera  preparada y más autónoma.

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Loading…

0

Comments

0 comments

¿Qué necesitamos aprender para emprender juntos un Futuro Regenerativo?

Autoridades del Biobío presentan plan de descarbonización