en ,

Trabajo público privado permite generar estrategia para proteger la cuenca del Itata

Un Acuerdo voluntario impulsado por la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático convoca a los principales actores que intervienen en la cuenca, para instalar una adecuada gobernanza en la gestión integrada de sus recursos estratégicos en la comuna de Ránquil.

A paso firme avanza el Acuerdo Voluntario para la Gestión de Cuenca (AVGC) del Valle de Itata, “Ránquil en la senda de la sustentabilidad”, que busca alcanzar una mayor seguridad hídrica, la recuperación ambiental y el desarrollo de la identidad local en las actividades productivas del territorio ubicado en la comuna de Ránquil.

Desde que se concretó en enero de 2018, los distintos actores involucrados trabajan en  implementar un proceso de gobernanza local para avanzar de manera colectiva hacia el desarrollo sustentable del territorio, con énfasis en la gestión integrada de los recursos hídricos en torno a la subcuenca “río Itata entre río Ñuble bajo estero Chudal”, en una zona que abarca aproximadamente 18 mil hectáreas. 

El Director Ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Giovanni Calderón, destacó que la relevancia y el gran valor del convenio “es la coordinación de la voluntad de las partes”.

Esta iniciativa vincula a la Seremi de Energía, el municipio de Ránquil, Infor, Indap, DGA, Conaf, las forestales Arauco y Leonera, además de asociaciones de agua potable rural, apicultores y la Universidad de Concepción, tras la manifestación de interés por parte del Instituto Forestal (Ministerio de Agricultura), la Comunidad de Aguas Finas de Batuco y la Municipalidad de Ránquil. 

Víctor Vargas, investigador de Infor Bío-Bío, precisó que desde la implementación del Acuerdo se han cumplido importantes pasos en el proceso de conformación y consolidación del proyecto. 

Como hitos importantes, Vargas destacó “la aprobación para iniciar el proceso de negociación de parte de la Agencia, la firma que concretó el AVGC, la amplia participación local en el período de postulación, la incorporación de la UdeC dentro de los actores, los talleres realizados como “Agua y Vida”,  los días de campo, las capacitaciones por parte de Energía y las instancias de difusión ampliada”.

En tanto, la Presidenta de la Unión Comunal de Agua Potable de Ránquil, Jeannette Calvet, señaló que “este convenio es una oportunidad para contratos territoriales enfocados en el agua y otros recursos naturales, que buscan responder a las necesidades y desafíos productivos y socio-ambientales, de manera participativa y descentralizada”.

Por su parte, Diego Rivera Salazar, jefe de Vinculación con el Medio del Campus Chillán de la Universidad de Concepción, explicó que “el primer acuerdo de este tipo en la región busca incorporar tecnologías y medidas de eficiencia para una mayor seguridad hídrica en la zona, fomentando la producción limpia”.

En 2015 el Valle de Itata fue declarado “Zona rezagada” –actualmente denominada “Zona de oportunidad”, debido a sus altos niveles de pobreza y aislamiento, lo que se tradujo en mayor inyección de recursos y participación de la ciudadanía en las prioridades de la zona, donde se busca entregar herramientas a los ñublensinos del Valle que buscan una oportunidad de emprender y potenciar el desarrollo del territorio.

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Loading…

0

Comments

0 comments

Comunidad indígena de Cañete participa en taller de viveros de especies nativas dictado por CONAF

Celebran Día Nacional de la Miel en el Biobío: Chile busca Congreso Mundial Apimondia en 2023