en ,

António Guterres, secretario general ONU sobre Cumbre del Clima: “Los discursos bonitos no son suficiente”

En una rueda de prensa en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, el Secretario General de la ONU, António Guterres, dijo que, aunque siempre ha habido veranos calurosos, el verano que está experimentando actualmente el hemisferio norte no es “el verano de nuestra juventud”, sino una emergencia climática.

Los datos publicados por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) muestran que 2019 fue el mes de junio más caluroso de la historia, con récords batidos hasta en el Círculo Polar Ártico.

Julio también está en curso para igualar, o incluso superar, el mes más caluroso jamás registrado, y es probable que de 2015 a 2019 sean los cinco años más calurosos de la historia.

“Si no tomamos medidas sobre el cambio climático ahora”, dijo Guterres, “estos fenómenos meteorológicos extremos no son más que la punta del iceberg. Y ese iceberg también se está derritiendo rápidamente”.

La Cumbre del 23 de septiembre es una oportunidad para la acción y la ambición

En relación con la Cumbre de Acción Climática, prevista para el 23 de septiembre en Nueva York, el máximo responsable de la ONU dijo que el billete de entrada – para los gobiernos, las empresas y la sociedad civil – es una “una acción valiente y ambiciosa”.

Si el mundo quiere limitar el aumento medio de la temperatura mundial a 1,5 grados centígrados y evitar los peores efectos del cambio climático, se deben reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 45 % para 2030, y lograr la neutralidad de carbono para 2050.

Los “discursos bonitos no son suficientes”, dijo dirigiéndose a los dirigentes. “Vengan a Nueva York el 23 de septiembre con planes concretos para alcanzar estos objetivos”.

António Guterres dijo que hay muchas soluciones disponibles, y que ya se están aplicando.

Esto incluye el uso creciente de tecnología que hace que la energía renovable sea más barata que los combustibles fósiles, y la plantación de millones de árboles para revertir la deforestación y eliminar el dióxido de carbono del medio ambiente.

También incluye al mundo financiero, que cada vez más incluye en su proceso de toma de decisiones los riesgos del carbono, y pide a los líderes que eliminen los subsidios a los combustibles fósiles. Las empresas líderes ya reconocen que, para evitar grandes pérdidas, ahora es el momento de pasar de la economía “gris” y contaminante a la economía verde.

“Necesitamos un cambio rápido y profundo en la forma en que hacemos negocios, generamos energía, construimos ciudades y alimentamos al mundo”, dijo.

Un informe revela que reasignar entre el 10 y el 30 por ciento de los subsidios a los combustibles fósiles podría pagar la transición a un sistema con bajas emisiones de carbono

En cuanto a la solución de la eliminación gradual de los subsidios a los combustibles fósiles que António Guterres ha venido defendiendo, la Iniciativa Mundial de Subsidios (GSI) del Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS) ha descubierto que la reforma de los 372 000 millones de dólares que los países gastan cada año en subsidios a los combustibles fósiles, y la reasignación de entre el 10 y el 30 por ciento de los ahorros a proyectos de energías renovables, serviría para una transición a la energía limpia.

El informe (en inglés) proporciona ejemplos de cuatro países – India, Indonesia, Zambia y Marruecos – en los que los gobiernos ya han estado tomando medidas concretas para reformar los subsidios a los combustibles fósiles, y han puesto en marcha la sustitución de las fuentes de energía de los combustibles fósiles por fuentes renovables.

En la India, las subvenciones al petróleo se han reducido en un 75 % desde 2014, y se han liberado fondos para apoyar el desarrollo de las principales industrias eólicas y solares del mundo.

Las Semanas del Clima son importantes oportunidades adicionales para la acción climática regional en 2019. La próxima será la Semana del Clima de América Latina y el Caribe, que se celebrará del 19 al 23 de agosto en Salvador da Bahia (Brasil), seguida por la Semana del Clima de Asia y el Pacífico, del 2 al 6 de septiembre en Bangkok (Tailandia). En ambas se preparan ya para impulsar la respuesta de la región a la crisis climática.

Los resultados de ambas reuniones se incorporarán a los resultados de la Cumbre de Acción Climática organizada por el Secretario General el 23 de septiembre en Nueva York, lo que impulsará la ambición y acelerará la aplicación del Acuerdo de París y la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

Los resultados de las semanas del clima serán una contribución clave a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) que se celebrará en Santiago de Chile del 2 al 13 de diciembre.

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Loading…

0

Comments

0 comments

Convenio permitirá ”Monta Equina” gratuita para agricultores de Tucapel

Proponen crear una Empresa Nacional del Litio