en , ,

El primer compromiso fundamental es el respaldo a lo que dice la ciencia. No podemos perder ni un minuto en esa discusión

Gonzalo Muñoz, fundador de TriCiclos y Champion de la COP25:

Para la COP 25 Chile está promoviendo avanzar en la protección de los océanos, la Antártica, la electromovilidad, las energías renovables, la economía circular y el resguardo de bosques, ecosistemas y biodiversidad.

Para alcanzar estos objetivos, el papel que jugará el fundador de la empresa de reciclaje TricIClos y Champion de la COP25, Gonzalo Muñoz Abogair, será clave, ya que es el encargado de trabajar de manera coordinada con las Naciones Unidas.

“Adicionalmente este año tenemos el Climate Summit del Secretario General de las Naciones Unidas, lo cual representa una oportunidad adicional y que ha ocurrido pocas veces en la historia. Conjuntamente a estas actividades, me toca hacer mucho trabajo para difundir, entusiasmar e inspirar a distintos grupos que necesariamente deben pasar a ser parte de las acciones que contemplan las soluciones a la crisis climática”, aseguró.

En una entrevista declaraste que hablar de empresa sustentable es una redundancia ¿Por qué?

Porque una empresa que no tenga incorporada la sustentabilidad está destinada a fracasar. No podrá sostenerse en el tiempo, y por lo tanto, es un proyecto fracasado. Entonces la palabra empresa y la palabra sustentabilidad están naturalmente vinculadas. Y hoy sabemos que ambas palabras deben incluir criterios sociales y ambientales a todo nivel en la toma de decisiones.

¿Cómo Chile puede alcanzar una cultura enfocada en la sostenibilidad ambiental e inclusión social?

Chile ha avanzado mucho en esa materia. Tiene una gran base emprendedora con mucho foco en el propósito y la escala, gracias a la cultura de Start Up Chile, Endeavor, SistemaB, CORFO y otras plataformas de promoción y apoyo. También tiene una cultura de compromiso individual alta, dado por los desastres naturales y el trabajo que han realizado organizaciones como Techo y Desafío.

Lo que toca ahora es que veamos un recambio relevante en la toma de decisiones a nivel de las familias de alto patrimonio. Es ahí donde puede activarse un cambio radical que facilite el que Chile transite hacia una cultura de desarrollo y crecimiento basado en respeto por el medioambiente e inclusión social en su sentido más amplio. Confío en que las nuevas generaciones tendrán la determinación de que sea su sello distintivo respecto de lo que lograron sus padres y abuelos.

¿Cuáles fueron las claves para que TriCiclos fuera la primera empresa fuera de América del Norte certificada como una Empresa B? ¿Cómo Chile puede alcanzar una economía circular robusta?

Lo primero fue la determinación con que habíamos creado la empresa. El nombre viene del compromiso con el triple resultado (social, ambiental y financiero) y ese compromiso lo habíamos plasmado en los estatutos, mucho antes de que supiéramos de la existencia de las empresas B (Certified Bcorps en ese entonces).

Lo que nos faltaba era la validación de un tercero creíble que hablara por nosotros en esa materia. De modo que al encontrarnos con los fundadores de BLab en EEUU, encontramos la credencial que necesitábamos y a su vez validamos nuestra creencia de que una empresa sólo puede fortalecerse a si misma cuando trabaja por y con otros. El propósito mayor pasa a ser la causa común de miles, que juntos visibilizan el objetivo y generan más impacto.

Eso mismo está ocurriendo con la economía circular. Necesitamos fortalecer ese ecosistema y en ese sentido ha sido muy útil la forma cómo ha avanzado el Estado. Diversos sectores han incluido el concepto en sus programas anuales y existen muchos emprendimientos que están innovando basado en los principios de la economía circular.

Ahora toca avanzar hacia los principales sectores industriales de Chile. Necesitamos minería, agricultura, pesca, samonicultura y construcción circular. Esos sectores deben evolucionar rápido o perderemos competitividad y credibilidad como país.

¿Crees que nuestro país tiene una buena institucionalidad ambiental? ¿Qué opinas que aún no tengamos una ley de cambio climático? ¿Crees que la Ley REP fue bien formulada?

Yo creo que en Chile tenemos enormes desafíos en materia regulatoria, incluyendo cultura de autorregulación y también de fiscalización. Sin embargo ha habido pasos relevantes como la Ley REP y el recientemente presentado proyecto de ley de cambio climático. Nos falta, y a su vez, creo estamos dando pasos en la dirección correcta.

¿Cuál es tu análisis luego del anuncio del Ejecutivo en materias de descarbonización?

Lo primero interesante y destacable es que se trata de un compromiso alineado con lo que se espera en esta en todos los países del mundo, ya que necesitamos que todas las naciones avancen hacia la carbono neutralidad al 2050 como fecha límite.

En ese sentido, anticipar el cierre de las centrales a carbón al 2040 es un paso que ayuda y que ofrece múltiples oportunidades ya que pasa a representar un piso sobre el cual todos tenemos que trabajar para mejorar esa fecha.

El gobierno lanzó su carta y ahora nos toca a todos los demás sectores de la sociedad precisar nuestros compromisos para mejorar esa fecha. De eso se trata una acción climática ambiciosa. Y en ese sentido, celebro que en nuestro país tengamos una gran cantidad de personas con una alta expectativa en esta materia. Confío en que juntos podremos lograr anticipar la meta y seguir posicionando el desarrollo sustentable.

COP 25

¿Como recibiste el nombramiento como Champion de la COP25? ¿Cuáles fueron las primeras acciones realizadas?

Lo recibí con muchísimo agradecimiento ya que se trata de una tremenda oportunidad para contribuir a la que muchos denominamos como la más urgente de las causas. Si no resolvemos la inestabilidad del clima, nos encontraremos en una situación tan hostil que hará desaparecer muchas actividades y por ende sus respectivas causas.

En los meses que llevo en el cargo me ha tocado recibir la posta en materia de agenda de acción climática global. Esto incluye una gran cantidad de organizaciones globales que aportan con proyectos, socios, data y particularmente evidencia de lo que está pasando en esta materia en todo el mundo. Y a su vez incluye una serie de herramientas que toca fortalecer para poder proyectar esta agenda de acción climática más allá del 2020.

En ese sentido la primera parte ha tenido que ver con conocer y aprender de los actores y ahora ya entramos a la fase de propuestas y diseño de nuevas estrategias para este año y el próximo.

¿Cuál será tu principal rol y cuáles son los objetivos como Champion de COP25?

El principal rol del High level Climate Champion es promover la acción climática a través de los actores no estatales. Eso incluye a la sociedad civil, las ONG, los municipios, mundo académico, emprendedores y empresas. Y el alcance del rol es global.

Por lo tanto el principal objetivo es que aumente radicalmente la acción climática en todo el mundo, de forma tal que se genere un cambio en la mentalidad de las personas en materia del sentido de urgencia y cuánto se puede lograr todos los días a partir de esos cambios, sea cual sea el rol que te toque cumplir en la sociedad.

¿Cómo buscas alcanzar el objetivo de promover la incorporación de las empresas y la ciudadanía en los compromisos que debemos cumplir para enfrentar el cambio climático?

Fundamentalmente estamos levantando evidencia para que cada vez los ciudadanos y las empresas no tengamos excusas para no subirnos a este carro. Lo que hoy estamos evidenciando es que el tamaño de la oportunidad es gigante. Todos podemos y debemos ser parte de la escalada de acción climática.

¿Qué compromisos son a tu juicio claves materializar entre 2019 y 2030 en materia medioambiental?

El primer compromiso fundamental es el respaldo a lo que dice la ciencia. No podemos perder ni un minuto en esa discusión. Sería equivalente a ponerse a discutir si el fluido rojo que estás viendo salir de tu cuerpo es o no sangre.

En segunda instancia, el próximo año corresponde revisar las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC), que definen el grado de ambición que cada país adopta para cumplir el Acuerdo de París.

En ese sentido, sabemos que al 2030 debemos reducir al menos un 45% nuestras emisiones. Adicionalmente en todo el mundo debemos asumir un alto nivel de compromiso con el cuidado de los océanos y la biodiversidad en el sentido más amplio.

¿Cuál es el balance de la cumbre climática realizada en Alemania y cuál es su aporte como antesala de COP25?

Mi balance personal fue muy bueno ya que logramos avanzar sustantivamente en la agenda de acción climática al 2020, en la coordinación con el equipo del secretario general y en muchísimos aspectos relativos a la COP25. Esperamos ahora consolidar una agenda muy relevante que nos permita alcanzar nuevos niveles de ambición e implementación de cara al 2020.

¿Qué tiene para mostrar Chile al mundo en materias de electromovilidad y energías renovables en esta COP25? ¿Podemos liderar algún aspecto del combate global contra el cambio climático?

Chile ya está liderando al tener en este momento el 100% de los proyectos eléctricos siendo construidos en base a renovables. La puesta en marcha de Cerro Dominador tiene el potencial de cambiar la lógica de la matriz energética de Chile y a su vez inspirar a otros países a hacer lo mismo.

Y en materia de electromovilidad, la flota de buses eléctricos de Santiago hace que nuestra capital sea la segunda ciudad del mundo con más buses. Esperamos ahora se logren otros avances relevantes en esta materia para micromovilidad, transporte de carga y vehículos particulares.

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Loading…

0

Comments

0 comments

Científicos rescatan ADN ambiental para identificar especies en humedales de Valdivia

La asociación virtuosa entre el Estado, Centros de investigación y de pensamientos (think-tanks)