en ,

Constituyen consejo asesor de restauración de la Cordillera de Nahuelbuta

La Cordillera de Nahuelbuta abre una gran oportunidad y un tremendo desafío para la Región del Biobío. Esto, en términos de restauración de bosque nativo, aporte a la adaptación y mitigación frente al cambio climático y también respecto a la actual crisis de biodiversidad

Así lo destacaron los miembros del Consejo Asesor de Restauración de la Cordillera de Nahuelbuta, constituido oficialmente en Los Álamos, en el marco del proyecto “Desarrollo de alianzas para la gestión de la restauración de bosques a escala de paisaje en Nahuelbuta”. Esta iniciativa, financiada por la Unión Europea (UE), es ejecutada por el Gobierno Regional del Biobío, junto a su Asociación de Municipalidades, Fundación Nahuelbuta y WWF Chile, como co-solicitantes. 

La actividad de constitución del Consejo fue encabezada por el intendente de la Región del Biobío, Sergio Giacaman, quien inscribió esta iniciativa en el contexto de la próxima COP25  de cambio climático, que se realizará en Chile en diciembre.

“La Cordillera de Nahuelbuta es un patrimonio de biodiversidad importante para nuestra región y lo que hoy ocurre es un hito histórico, porque como mencionan las comunidades acá presentes, desde 2007 existe interés en constituir lo que hoy nos convoca, que es una alianza público privada que busca poner en valor lo que Nahuelbuta significa para nuestra región y concentrar esfuerzos para recuperar su importante biodiversidad”, señaló la autoridad regional, enfatizando que más allá de las firmas existe una serie de compromisos muy concretos, en donde la gobernanza establecida por este Consejo debe dar paso al cumplimiento de las metas definidas.

Rodrigo Catalán, director de Conservación de WWF Chile explicó los alcances del proyecto, cuyo objetivo es, junto con la generación de alianzas con una mirada social, ambiental y cultural, convertir a Nahuelbuta en un paisaje prioritario para la restauración en Chile.

“La urgencia global por una acción climática más ambiciosa también debe tener su correlato a nivel local y esta es una gran oportunidad para que el Biobío pueda hacer un aporte importante. Entendemos que ya existen las condiciones habilitantes, existen diversas experiencias de restauración en el territorio y el trabajo de distintos actores, por lo tanto es el momento de acelerar la marcha para lograr resultados concretos en el corto plazo, con metas bien definidas”, indicó el representante de WWF Chile.

Por su parte el director ejecutivo de CONAF, José Manuel Rebolledo, aludió a la situación adversa en términos hídricos que se vive desde la Región de Coquimbo a la del Maule, y destacó la alta vulnerabilidad de Chile ante este fenómeno. “Pero por otro lado tenemos tremendas oportunidades, como las energías renovables, y también lo que significan los bosques, porque no hay tecnología más eficiente para mitigar el cambio climático que la fotosíntesis, que la generan especies vegetales y principalmente árboles”, explicó el directivo, comprometiendo el apoyo de su institución a este proyecto.

“El cambio climático es un desafío global y su atenuación es una absoluta prioridad para la Unión Europea”, señaló Quentin Weilerjefe de delegación adjunto de la UEen Chile, quien destacó la envergadura y el enfoque innovador e incluyente de esta iniciativa, “que permitirá generar aprendizajes que puedan facilitar su implementación en otros ecosistemas”.

Por su parte, Bernardo Reyes, presidente de Fundación Nahuelbuta valoró que el proceso de alianzas se realice de abajo hacia arriba, lo que permitirá darle continuidad a la iniciativa en el tiempo. “Este proyecto le echó riego a las semillas que están en este territorio, expandiendo las capacidades locales, instalándolas en Curanilahue, en Los álamos, recuperando la cuenca del Pilpilco, recuperando las vegas de Lebu que tienen mucha gente sin agua, y viendo cómo modificar los impactos negativos de las plantaciones para asegurar que la convivencia sea real y tengamos un territorito en paz y genuinamente dinámico y articulado”.

codexverde.cl

Comentarios

Respuesta
  1. Habría que explicarles, al Intendente Giacaman, a los miembros del Consejo Asesor de la Restauración de la Cordillera de Nahuelbuta y a WWF, que el límite sur de dicho cordón montañoso es el Río Biobío y, que por tanto, si de restauración se habla, deben sacar del PRC de San Pedro y Coronel las áreas de extensión urbana marcadas en ella como asimismo el proyecto Ruta Piedemonte. Una de dos: ¡O LA RESTAURAMOS O LA SEGUIMOS URBANIZANDO Y MUTILANDO!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Loading…

0

Comments

0 comments

Agencias de cooperación internacional de Uruguay y Chile aprueban proyecto presentado por investigadores 
de CURE e INCAR

ONU: El cambio climático es una cuestión de derechos humanos