in , ,

Aprueban planes de recuperación y conservación del huemul y la fardela blanca

Trabajo coordinado entre Seremi de Medio Ambiente y CONAF, junto a otras organizaciones, permitirán seguir avanzando en la protección de estas especies que habitan en la Región del Biobío.

Una buena noticia para la conservación de la fauna y el desarrollo sustentable de la Región del Biobío llegó desde el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad luego de la aprobación de tres nuevos planes de Recuperación, Conservación y Gestión de Especies (RECOGE) apuntando a tres especies: el canquén colorado, la fardela blanca y la población de huemul ubicado en los límites de la Reserva de la Biosfera Nevados de Chillán – Laguna del Laja. Estas dos últimas especies han escogido a la Región del Biobío como parte de su hábitat.

El Intendente del Biobío, Sergio Giacaman García, agradeció y valoró “el trabajo que ha realizado Conaf junto con la Seremi de Medio Ambiente, que permitió la aprobación de tres nuevos planes de Recuperación, Conservación y Gestión de Especies (RECOGE), por parte del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad. Esta importante noticia apunta a dos especies presentes en la región: el huemul, especie que habita en el límite cordillerano con Ñuble, y a la fardela blanca, en Isla Mocha. Este trabajo colaborativo entre actores públicos y privados permitirá realizar un seguimiento y abordar sistemáticamente investigaciones para conocer y proteger de mejor manera el entorno natural en donde habitan estas especies”.

En ese sentido, el seremi de Medio Ambiente, Mario Delannays Araya, indicó que esta aprobación es una “excelente noticia para la conservación del huemul en Chile central. Puesto que corresponde a la última población en este territorio y la que tiene un mayor riesgo de extinción. Es por eso que se ha elaborado una estrategia específica de conservación para la población de forma independiente de su distribución a nivel nacional. Estamos trabajando con el GEF de Especies Amenazadas en Antuco, y una de las acciones considera la instalación de cámaras trampa, que nos permitan recoger datos sobre esta especie, puesto que no hay registros desde hace 9 años, por lo cual estas acciones fortalecen aún más los esfuerzos que estamos haciendo”.

Además, señaló que “este trabajo considera la alianza público-privada como una estrategia potente para la conservación, porque en la práctica hace un rayado de cancha estableciendo qué actividades se pueden hacer teniendo siempre en consideración al huemul, pero también el entorno donde se desenvuelve, porque es su hábitat y, por cierto, el lugar donde habitan otras especies, que se traducirá en un protocolo, instrumento indicativo para el SEIA”.

La propuesta de Plan se enmarca dentro de las acciones que desarrolla la Iniciativa Conservación de Especies Amenazadas y fue un trabajo colaborativo de aproximadamente dos años junto con CONAF región del Biobío y cuenta con la participación en las acciones de conservación para la especie tanto con actores públicos y privados.

En tanto el director regional de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) Francisco Pozo Alvarado, precisó que esta decisión del Consejo de Ministros “nos alienta a seguir reforzando nuestro trabajo en cuanto conservación y monitoreo de la fauna existente en las áreas silvestres que administramos en la región. El Plan de Recuperación, Conservación y Gestión del Huemul en la zona de la Reserva de la Biosfera Nevados de Chillán – Laguna del Laja  fue presentado para su aprobación por parte de nuestra institución, en base a un trabajo liderado por la Sección de Biodiversidad de Conaf Biobío y desarrollado en conjunto con la Seremi de Medio Ambiente, más la colaboración de la ONG Aumén y la participación de profesionales de diversas instituciones públicas, privadas y  la academia, trabajo que comenzó  el año 2018”.

Agregó que este instrumento “da el marco a las acciones que se deben llevar a cabo para asegurar, en el largo plazo, la conservación de la población de huemul más septentrional del mundo”.

En cuanto al segundo plan aprobado, el que corresponde a la fardela blanca (Ardenna creatopus), se desarrollará en las áreas de nidificación, alimentación, y migración de esta ave marina, con énfasis en el Parque Nacional Juan Fernández y la Reserva Nacional Isla Mocha. El plan fue ingresado por la ONG Oíkonos que cuenta con una vasta experiencia de investigación de esta ave en las dos áreas silvestres señaladas, coordinado por el Ministerio del Medio Ambiente,  con participación de Conaf Biobío. En este sentido, Francisco Pozo destacó que “el plan RECOGE de la fardela es un instrumento importante para nosotros, ya que la Reserva Nacional Isla Mocha protege cada verano, el mayor número de parejas reproductivas a nivel mundial”.

Esta especie se ha visto afectada por diversas amenazas antrópicas en sus áreas de reproducción se destaca la presencia de especies exóticas invasoras, la falta de tenencia responsable de mascotas en, que pueden atacar a sus polluelos,  la presencia de luces y tendidos eléctricos que encandilan al ave, la presencia de ganado, captura incidental por pesca y por plásticos que comen, estos dos últimos aparentemente muy importante pero difícil de cuantificar, debido a su desarrollo en sus áreas de alimentación en alta mar.

En este sentido, Delannays también indicó que “a través del área de Recursos Naturales y Biodiversidad estamos muy atentos a todas las acciones que se desarrollan en Isla Mocha, ya que desde hace varios años que se han establecido relaciones cercanas con la comunidad buscando educar a la población en materia de conservación de la fardela. ¿Por qué es importante insistir con la educación ambiental? Porque en definitiva, lo que no se conoce, no se cuida. El plan RECOGE permitirá abordar sistemáticamente las acciones de investigación, educación ambiental, gestión de amenazas, divulgación y priorización, que permitan mejorar el estado de conservación, sacando de la categoría de amenaza a la especie fardela blanca”.

Y finalmente, se aprobó el Plan RECOGE del canquén colorado (Chloephaga rubidiceps), cuyo  alcance territorial es el área de distribución original de esta especie, en la Región de Magallanes.

Luego de esta aprobación por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, para finalizar su proceso formal, cada plan debe publicarse en el Diario Oficial.

Todos los planes cuentan con un grupo de seguimiento, integrado por el Ministerio del Medio Ambiente, sociedad civil, organismos estatales y organizaciones sociales quienes serán responsables de hacer seguimiento a la  implementación de las de los mismos y así, lograr la protección efectiva de las especies.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Cargando...

0

eBay invertirá 80 millones de pesos para apoyar micro, pequeñas y medianas empresas en Chile

Áreas silvestres protegidas se mantienen cerradas al público en toda la Región del Biobío