en ,

Súper alimentos: Semillas de Cáñamo

Evelyn Alarcón Cañas | Nutricionista Universidad de Concepción|Especialista en alimentación basada en plantas | Diplomada alimentación vegetariana y vegana| Espacio Vital Concepción evelynalarconcanas@gmail.com

El Cáñamo (Hemp) es una planta originaria de Asia Central, sin embargo otras civilizaciones como la India, Mesopotamia, Persia, Egipto y America Central también la cultivaban.

La producción de Cáñamo es antigua, de hecho en un extracto del libro “The Columbia History of the World” se indica que la reliquia más arcaica encontrada es un pedazo de tejido de cáñamo que data de 8.000 antes de Cristo.

Otro dato curioso es que pertenece al género cannabis como la marihuana, de la cual se diferencia por tener un bajo contenido de THC (delta – 9- tetrahydrocannabitol), sustancia psicoactiva presente en hojas y flores.

El Cáñamo es cultivado por los beneficios nutricionales de las semillas y el aceite o los múltiples usos que se le puede dar a la fibra a nivel industrial (textiles, papel, cuerdas, combustible).

Si nos enfocamos desde la vereda nutricional ¿qué nos aporta la semilla de Cáñamo? En promedio nos aporta un 47% de lípidos, 12% de hidratos de carbono y 35% de proteínas, situación sorprendente ya que si llevamos una alimentación “plantbased”, unas de las primeras interrogantes es ¿de dónde obtendremos las proteínas? Teniendo como premisa que existen aminoácidos esenciales que solo podemos obtenerlos de la dieta, ya que el cuerpo no los construye (aminoácidos son unidades químicas como ladrillos que construyen proteína).

El Cáñamo nos aporta todos los aminoácidos esenciales, la proteína de esta semilla es pura, cruda, completa y de fácil digestión. Un dato no menor es que la semilla de Cáñamo está compuesta por globulina y albumina, ambas proteínas suaves y consideradas hipoalergénicas por la facilidad que presentan a la hora de ser digeridas.

Proteínas

Recordemos que las proteínas son necesarias para la formación de músculos, pero no solo eso, sino que también son necesarias para formar tendones, ligamentos, órganos, glándulas, fluidos, uñas, pelo etc.

Además actúan como neurotransmisores, cumplen la función de generar fuerza y resistencia, equilibrio, regula la glicemia en la sangre, participa en la química cerebral, por lo tanto son fundamentales en la salud neurológica, son sumamente vitales para la vida por algo es la segunda sustancia más abundate en el cuerpo después del agua.

Como se mencionó anteriormente el 47% de cada semilla de Cáñamo está compuesta de “grasas buenas” con aporte de ácidos grasos esenciales que al igual que los aminoácidos, al ser esenciales, nos indican que nuestro organismo no es capaz de producirlos, por lo tanto debemos obtenerlos de los alimentos.

El Cáñamo es una de las pocas plantas que contiene ambos ácidos grasos; Omega 6 y Omega 3 y lo mas increíble es que se encuentran en su proporción ideal de acuerdo a lo que indica la Organización Mundial de la Salud 4:1 (OMS – WHO). El aceite de linaza es rico en Omega 3, pero carece de Omega 6, por ejemplo.

Los ácidos grasos esenciales juegan un rol importante como antioxidantes, mejorando nuestro sistema inmune gracias a sus propiedades antinflamatorias, remueven toxina de la piel y tracto gastrointestinal, riñones y pulmones. Además son parten estructural de cerebro y ojos (órganos compuestos de largas fracciones de Omega 3) y son cardio protectores.

Como pueden ver es un alimento de alto valor, por lo tanto solo nos queda atrevernos y comenzar a utilizarlos en nuestras preparaciones.

Sabores: Leche de Cáñamo

Esta receta es muy sencilla y sus aportes son tremendos, como por ejemplo para que tu cuerpo construya fácilmente proteínas.

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Loading…

0

Comments

0 comments

Transparentando verdades de la crisis climática ¿Quién paga la cuenta?

Autoridades llaman a prevenir situaciones de riesgo para evitar incendios forestales en Fiestas Patrias