en

Guardaparques de CONAF iniciaron nueva etapa de monitoreo de fauna en la Reserva Nacional Nonguén

Durante toda esta semana la Reserva Nacional Nonguén ha estado cerrada al acceso público, debido a las labores de instalación de cámaras trampa en el sector sur de la unidad, que es administrada por la Corporación Nacional Forestal (CONAF). Se trata de una nueva etapa de este trabajo y cuyo objetivo es monitorear la fauna nativa presente en el lugar, así como también las amenazas a ésta.

De acuerdo a lo informado por el jefe provincial de CONAF Concepción, Guillermo Reyes, “desde el 2017 la reserva concentra todos sus recursos humanos y operativos durante un par de semanas al año, en efectuar una campaña de monitoreo de su biodiversidad, haciendo especial énfasis en los mamíferos que habitan el bosque de esta área silvestre, mediante la instalación de dispositivos en sesenta puntos seleccionados en toda la extensión del lugar”.

Agregó que el trabajo en terreno lo realizan los seis guardaparques de la reserva nacional, quienes realizan un minucioso estudio cartográfico y de planificación de rutas previo a la instalación misma. “Posteriormente, se afinan aspectos técnicos y la definición de las cuadrillas para proceder a situar las cámaras en aquellos puntos que fueron determinados como idóneos para un registro óptimo de la fauna objetivo”, precisó Reyes.

En abril de este año, en el marco del Día de la Tierra, se exhibieron los resultados obtenidos por las cámaras instaladas durante el 2018. En la ocasión se informó sobre la presencia de Zorro Culpeo (Lycalopex culpaeus), Pudú (Pudu puda), Güiña (Leopardus guigna), Monito del Monte (Dromiciops gliroides), Quique (Galictis cuja), Chingue (Conepatus chinga) y diversas especies de aves. Y para este período se pretende ampliar esa información en cuanto a su distribución en el área sur de la reserva.

“Las imágenes obtenidas nos han permitido verificar la presencia de algunas especies de mamíferos nativos, de las cuales no se tenía registro. Así como también detectar múltiples amenazas a la integridad de los recursos ecosistémicos presentes en la reserva nacional. Dentro de ellos, ha sido posible detectar ingresos no autorizados de personas que han realizado corta ilegal de bosque nativo, lo cual fue denunciado oportunamente a las autoridades y se han tomado las acciones judiciales pertinentes. Por otra parte, el monitoreo también se ha transformado en una herramienta útil para cuantificar y determinar el espacio de presencia de perros domésticos y asilvestrados al interior de la unidad, que constituye una importante amenaza para la fauna nativa, ya que a través de procesos de depredación, competencia o desplazamiento, pueden disminuir significativamente las poblaciones de mamíferos y aves presentes en esta área silvestre”, recalcó el jefe provincial de CONAF.

Las próximas fechas de cierre corresponden a lunes 11 al 15 de noviembre; 2 al 6 de diciembre; y finalmente, entre el 6 y el 10 de enero del 2020. 

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Loading…

0

Comments

0 comments

Sernatur Biobío se une al International Congress and Convention Association (ICCA)

En Pelluhue: Comunidad vinculada a iniciativa Conservación de Especies Amenazada se capacita en regeneración del Queule