en

Presentan plan para la prevención y el combate de los incendios forestales en el Biobío

El plan considera helicópteros, aviones cisterna y cerca de 370 brigadistas desplegados en terreno, en coordinación con ONEMI y equipos del Ejército, Armada, Bomberos y las empresas forestales. 

El Ministro de Agricultura, Antonio Walker, junto al Intendente del Biobío, Sergio Giacaman, y el Director Ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), José Manuel Rebolledo, presentaron esta tarde el plan 2019-2020 para prevenir y combatir los incendios forestales en la Región del Biobío y que considera un aumento de los recursos económicos, humanos y técnicos.

A principios del mes de octubre, el Presidente de la República Sebastián Piñera anunció un presupuesto de $ 57.800 millones para la próxima temporada estival, que considera el mayor desembolso de recursos de la historia de Chile para enfrentar el fuego; gracias a dicha inversión la región podrá contar con 28 brigadas forestales, desplegadas en las tres provincias. 

Durante el lanzamiento del plan, realizado en el Mirador Alemán del Parque Metropolitano Cerro Caracol, el ministro destacó el trabajo de coordinación existente para esta temporada. “Este año estamos viviendo una de las sequías más grandes en la historia del país, que es un terremoto silencioso, y después de esta sequía vienen los incendios forestales, es por ello que estamos presentando un plan de prevención y combate para estos incendios acorde con ese pronóstico. Lo que nos ha pedido el Presidente de la República es hacer una gran alianza con el Ministerio del Interior, ONEMI, Bomberos, Carabineros, PDI, empresas forestales, intendentes, gobernadores y alcaldes, porque esta temporada de incendios la tenemos que combatir entre todos los chilenos”.

Por su parte, el Intendente Sergio Giacaman sostuvo que en el Biobío, como capital forestal de Chile, “nuestro deber, desde el Estado, es estar coordinados. Tener un plan de combate de incendios, como el que presentamos hoy. En la región contaremos con más de 300 brigadistas distribuidos en 28 brigadas que nos permitirán combatir estos incendios. Por lo tanto, desde el Estado estamos preparados y además tenemos una alianza con el mundo privado y eso claramente tiene que ver con nuestra vocación forestal que tenemos como región; esto es, privados y públicos coordinados y preparados para enfrentar los incendios forestales”.

Junto con ello, la máxima autoridad regional hizo un llamado a la comunidad, “de cuidar juntos nuestros bosques, diciendo no a los incendios forestales. Es mucho más fácil y más barato prevenir un incendio que combatirlo”.

Agregó que la región ya cuenta con 8 brigadas terrestres y que el proceso de ingreso del resto de las brigadas será de manera escalonada, hasta completar la dotación de 28 al 31 de diciembre.

El programa considera una distribución de 12 brigadas con asiento en la Provincia de Biobío; 10, en la Provincia de Concepción; y 6 en la Provincia de Arauco. A ellos se suman 40 técnicos, entre asistentes de prevención de incendios y personal de la Central de Coordinación Regional. En cuanto a las aeronaves, se dispondrá de 7 recursos aéreos, que considera 3 aviones cisternas, 2 helicópteros medianos, 1 avión de coordinación y 1 avión de detección. A ello se suma 1 helicóptero pesado, de 10 mil litros, con sede en el aeródromo Bernardo O’Higgins, de Chillán, y que apoyará las labores de combate en las regiones del Maule, Ñuble y el Biobío.

El plan contempla, además, la utilización de vehículos especiales para el control del fuego como camionetas lanza espuma retardante (PC-Code); puesto de mando móvil satelital (PUMA 8), utilizado para la planificación y coordinación del combate; camionetas cisternas de ataque inicial; y drones.

A esto se suma la utilización de modernas herramientas tecnológicas, como un software para monitorear el comportamiento del fuego en velocidad, dirección, intensidad y altura, el que entrega información valiosa para determinar la estrategia de combate. Además, se integra el Programa de Predicción de Incendios Forestales “Botón Rojo”, que muestra las zonas de riesgo por alto índice de combustible fino muerto, considerando factores de temperatura y humedad. Con las alertas para determinadas zonas, se activará la movilización de brigadas y coordinación con todos los servicios de apoyo que se requieran.

El Director Ejecutivo de CONAF, José Manuel Rebolledo, junto con detallar el número de recursos con los que contará la Región del Biobío, precisó que “siempre lo más importante y que seguiremos trabajando, es la prevención, lograr que la comunidad nos apoye en disminuir la ocurrencia de estos siniestros”.

Agregó que “somos varias las instituciones que estamos trabajando para la prevención y control de incendios forestales. Sin embargo, el 99,7% de los incendios son provocados por la acción humana. Por lo tanto, necesitamos hacer un cambio cultural en relación al uso del fuego. Somos nosotros los que podemos prevenir los incendios”.

Finalmente, Jorge Serón, presidente de Corma, dijo que “el tema que hoy día nos envuelve a todos, es el cambio climático y lo que significa el tipo de mundo que vamos a heredar a nuestras generaciones futuras. Todos los esfuerzos a nivel mundial para reducir las emisiones se desastrosamente afectado cada vez que ocurre un incendio, los millones de toneladas de co2 que se liberan en un incendio es lo que nos tiene que hacer reflexionar, el llamado es a tomar conciencia y a ser extremadamente precavidos”.

En el lanzamiento del Plan de Prevención y Combate de Incendios Forestales, se contó con representantes del Sistema de Protección Civil, como Bomberos, Carabineros, PDI, Armada, Ejército y CONAF, además de brigadas de empresas forestales asociadas a la Corporación Chilena de la Madera, Corma, todos ellos coordinados por la Dirección Regional de ONEMI Biobío.
— 

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Loading…

0

Comments

0 comments

COP25: Más de 5 mil personas dieron vida al Festival por la Acción Climática en Los Ángeles

Trabajan en el potencial gastronómico del fruto del Queule