in ,

Odín Vallejos Cid, director Indap Región del Biobío: “Tenemos que incentivar a las nuevas generaciones para que se queden en el campo”

Indap en la Región del Biobío tiene 14 mil usuarios y los ámbitos centrales de acción son el turismo rural, asociatividad, recursos hídricos y comercialización, además de estrategias diseñadas a nivel local, que apuntan a las necesidades especificas de los pequeños agricultores de las 33 comunas.

Para Odín Vallejos, director regional del Indap Región del Biobío, el turismo rural es uno de los pilares fundamentales y con mayor potencial para el desarrollo local. De hecho la autoridad aseguró que son cuatro las comunas que sin duda tienen características que las convierten en destinos obligados.

“La primera es Alto Biobío, específicamente la comunidad del El Barco, donde los 157 comuneros realizan un gran trabajo que ya está posicionado, pero hay que apoyarlos de forma permanente con capacitación en temas administrativos, márketing e infraestructura”.

Por otro lado, agregó Vallejos, es imperioso potenciar las rutas turísticas, ya que hoy en la Región del Biobío existen excelentes circuitos que sin duda hay que fortalecer, para las actividades que realizan los usuarios de indap.

“Una de las rutas turísticas está en la comuna de Arauco, donde por dos años se trabajó en el circuito, pero sin incentivos. La recorrimos, conocimos sus características y nos dimos cuenta que posee un alto valor patrimonial. Estamos contentos, ya que logramos a nivel nacional conseguir recursos, por lo tanto trabajaremos intensamente junto a la comunidad para robustecer esta ruta”.

“La otra comuna que creemos importante tenga un desarrollo, dado que existe un patrimonio tangible e intangible, es San Rosendo, que tiene un gran potencial ferroviario, de la “Carmela” y del tema vitivinícola, principalmente con la cepa Malbec, enmarcado en el desarrollo del Valle del Biobío”.

Finalmente, Vallejos Cid dijo que la otra comuna destacada en materia de turismo rural es Tirúa, cuyo potencial son los pueblos indígenas y la cultura Lafkenche, que está muy ligada al Lago Lleu Lleu, donde hay personas que se dedican a ofrecer servicios de camping a los visitantes”.

“Estas cuatro comunas las queremos potenciar, he tenido muy buenos acercamientos con los alcaldes, con sus encargados de turismo y con las autoridades del Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), entidad clave en esta estrategia de trabajo conjunto. En este sentido firmaremos un convenio con Sernatur, en el marco de nuestra estrategia de turismo rural”.

¿Cuál es el trabajo que están realizando en materia de recursos hídricos?

Creemos que es un aspecto fundamental, de hecho sin agua no tendremos producción agrícola ni alimentos. En esta materia tenemos distintas iniciativas, como el Programa de Riego Intraperidial (PRI), el Programa de Riego Asociativo (PRA) y el Bono Legal del Agua (BLA), que ayudan a que nuestros agricultores tengan la herramienta para que ellos puedan regar sus cultivos. Es ahí donde estamos poniendo mucho énfasis, de hecho en 2019 hemos inyectado 700 millones de pesos que van en beneficio directo de nuestros agricultores, para que puedan mejorar sus sistemas de riego.

También es importante destacar nuestro trabajo en materias de energías renovables, ya que muchos de estos programas tienen que ver con hacer pozos y norias, que van ligados a equipos fotovoltáicos, ya que la eficiencia de los recursos es un aspecto clave hoy en día.

En la misma línea, también realizaremos un convenio de colaboración con el Ministerio de Energía que vaya en directo beneficio de los agricultores, debido a la gran demanda de tecnologías limpias.

¿Cuál es la mirada y trabajo que se está realizando para enfrentar el cambio climático?

Es una de las principales preocupaciones de los agricultores y de nosotros, principalmente por la disponibilidad de agua. Por lo tanto hay dos elementos importantes. 

Con el cambio climático para el Biobío se abre el abanico, entonces lo vemos como una oportunidad para todos aquellos que se quieren dedicar al rubro frutícola, ya que tendrán la oportunidad de diversificarse y ampliar el espectro de su producción.

Al mismo tiempo, algunos agricultores están viendo el tema de la sequía como una reconversión agrícola, de hecho era impensado ver en la zona cultivos de paltos, nogales, avellano europeo o cítricos, pero hoy sí existe esa posibilidad, siempre y cuando haya agua. 

¿Cuál es la estrategia de indap Biobío para potenciar la comercialización?

En esta materia hemos estado trabajando con los mercados campesinos, ya que es prioritario entregar a los agricultores espacios para que puedan vender sus productos. 

Y hemos conversado mucho con los municipios, ha sido un trabajo colaborativo constante, ya que el lugar propicio para tener un mercado campesino es la plaza de armas de cada comuna, dado que nuestro objetivo es que el productor venda todos sus productos. 

Por otro lado hemos tenido una muy buena llegada con el Mall Plaza Trébol, con quien materializamos una alianza que ha sido todo un éxito, la Tienda Mundo Rural, que tiene otro concepto, apunta a un público más específico y ofrece productos con mayor valor agregado, gracias al trabajo de cincuenta proveedores usuarios de Indap, que en un 90% son del Biobío.

¿También proveen a Estado los productores usuarios de indap?

Tenemos el Programa de Compras Públicas, donde trabajamos con seis concesionarias que son de San Pedro de la Paz, Penco, Hualqui, Los Álamos y Cañete, donde los rubros principales son la papa y la acelga.

La asociatividad, el cooperativismo moderno y las alianzas productivas cumplen un rol indispensable también, por lo tanto debemos decirle a nuestros agricultores que asociarse potencia la agricultura familiar campesina. 

Adicionalmente son claves las alianzas productivas, para que los productores puedan vender sus productos al Jumbo, al Unimarc o a empresas como CMPC o Arauco. 

¿Qué importancia le otorgan a la mujer rural?

El rol de la mujer es importantísimo en la agricultura familiar campesina, de hecho en los últimos 15 años han tomado un papel fundamental en el campo, es la que “tira la carreta”, es la que constantemente está innovando.

En este sentido, hemos trabajado y participado activamente de la Mesa de la Mujer Rural, donde aportamos con nuestras líneas de apoyo, de hecho es lo más probable que tengamos una Mesa de la Mujer Rural de Alto Biobío. 

¿Qué rol le adjudican a los jóvenes en el futuro de la agricultura campesina?

Al igual que la mujer, la relevancia que tienen los jóvenes en el mundo rural es clave, por lo tanto tenemos que incentivar a las nuevas generaciones para que se queden en el campo, que estudien y se capaciten, pero que no dejen el campo abandonado, es la invitación que les realizamos. 

¿Cómo hacemos retornar a los jóvenes al campo? Con tecnología, educación, maquinarias de última generación, innovación y nuevas opciones de negocios asociados al agro, que les permitan crecer, exportar y diversificar su producción.

¿Cuál es el objetivo e importancia del convenio que realizarán con el Ministerio de Salud?

El convenio que vamos a materializar con el Ministerio de Salud apunta a lo medular, ya que permite que el agricultor pueda llegar a un mercado con resolución sanitaria, ya que si no la tienes, estas marcando el paso, y si la tienes, se te abre un mundo. Con este convenio las carpetas de solicitud para obtener resolución sanitaria provenientes de Indap serán prioritarias.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Cargando...

0

Control de fertilizantes: debería ser votado por la Comisión de Agricultura en una próxima sesión

Presentan informe sobre estudio del Pingüino de Humboldt